Como entender a mi perro

El perro pertenece a una especie altamente social, y como tal, rica en signos de comunicación, especialmente visuales, acústicos y olfativos.

Los mensajes del rostro

Las expresiones del rostro mejor conocida como “mímica facial” son fundamentales en el lenguaje del perro, particularmente en las razas que tienen la posibilidad de modificar la posición de las orejas. Las disposiciones de estas, junto a las de los labios, nos pueden revelar las intenciones del perro.

Listado de expresiones a considerar:

  • La mirada fija y atenta con las pupilas contraídas, posiblemente acompañada de un gruñido sordo y un leve erizamiento del pelo del dorso, es un signo de amenaza.
  • La mirada baja y huidiza normalmente significa timidez, pero atención, también puede ser que el animal tenga miedo y que en tal caso indique que esta a punto de atacar.
  • La mirada atenta, acompañada de un movimiento zigzagueante de cola, ladridos y la parte anterior del cuerpo baja, puede querer decir que si estas dispuesto a jugar con el perro.
  • La mirada lánguida, implorante, con el cuerpo en posición de “sentado”, con un poco de barbilla que cae de la boca, significa que el perro esta esperando pacientemente la comida.
  • La mirada “ausente”, una posición apática y escasa reacción a las señales que le transmitimos, pueden indicar que algo no funciona en su organismo, que puede padecer alguna enfermedad o incluso alguna patalogia nerviosa; se dan casos en que esta mirada va acompañada de autenticas crisis nerviosas, que pueden desembocar en episodios de agresividad repentina e imprevisible, orientada hacia personas que el animal conoce o hasta su propio dueño.

Los mensajes del cuerpo y de la cola

Todo el cuerpo del perro es un conjunto es capaz de transmitir señales, ya sea modificando la postura, o bien erizando el pelo, hasta el punto de hacer que parezca mas voluminoso. El principio general es simple: cuando mas imponente resulta la figura del animal, como por ejemplo, orejas tiesas, pelo del lomo erizado, posición erguida, mayor es su dominio sobre el entorno, incluyendo a otros perros y a las personas.

Cuando mas reducida resulta la figura, como por ejemplo, cola entre las patas, orejas bajas, posición semi acostada, mayor es la intención del perro de declararse sometido, dependiente, o incluso “enamorado” en el caso que un perro que corteje a la hembra en celo.

No esta claro todavía el significado del zigzagueo de la cola. En la practica todos sabemos recibir el mensaje de nuestro perro cuando viene hacia nosotros moviendo la cola, el plato o la pelota en la boca, e interpretarlo como deseo de ir a pasar, tener hambre o ganas de jugar con nosotros. Sin embargo, el perro también mueve la cola a menudo, quizá de una forma mas rígida, menos relajada, cuando esta en situación de rivalidad con otros perros o en actitud previa a la agresión.

Es un echo que tal comportamiento se manifiesta ya en el cachorro cuando esta mamando o cuando hay competencia con los hermanos. Mediante el movimiento de la cola el perro puede señalar su presencia, puesto que al moverla esparce a su alrededor la propia señal olfativa que es un sistema de comunicación muy importante.

Mover la cola esperando un juego o una recompensa es un signo de tipo infantil que el perro adulto mantiene.

Video del comportamiento de una pareja de dos perros chow chow:

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video


Inicio ↑